Moquegua

Perú ya cuenta con 242 plantas de oxígeno medicinal operativas a nivel nacional

Lucha contra COVID-19 no se detiene y oferta de vital recurso se incrementa cada día.

La lucha contra la pandemia por la COVID-19 continúa sin parar en nuestro país, y al ser el oxígeno medicinal el principal insumo en esta lucha, a la fecha nuestro país ya cuenta con un total de 242 plantas operativas.

La adquisición y operatividad de estas las realiza el Minsa con el apoyo de los subsectores como son los Gobiernos Regionales, EsSalud, Sanidades de las FF.AA. y PNP, entre otros, así como del sector privado y la sociedad civil.

La capacidad de producción en total es de 159.04 Toneladas por Día (TPD), y están destinadas a cubrir la demanda de este recurso esencial en los establecimientos y centros de salud a nivel nacional.

El oxígeno medicinal se distribuye a través de 4 macro regiones:  en la macro región centro, integrada por Huánuco, Pasco, Lima Provincias, Junín, Ica y Huancavelica, se entregaron 54 plantas operativas que producen 32.69 TPD de oxígeno medicinal.

En la macro región norte, zona conformada por Tumbes, Piura, Lambayeque, Cajamarca, La Libertad y Áncash, el Minsa instaló 56 plantas de oxígeno medicinal a la fecha, con capacidad de producción de 42.30 TPD.

Por su parte, en la macro región oriente, compuesta por las regiones Amazonas, Loreto, San Martín, Ucayali, Madre de Dios, se cuentan 40 plantas de oxígeno medicinal instaladas y operativas. En esta zona las plantas operativas producen una capacidad de 23.14 TPD.

En tanto, en la macro región sur, integrada por Ayacucho, Cusco, Apurímac, Arequipa, Puno, Moquegua y Tacna, se han instalado 56 plantas con capacidad de producción de 36.79 TPD.

Y en lo que respecta a Lima Metropolitana, el Minsa instaló 36 plantas operativas de oxígeno medicinal que producen alrededor de 489 metros cúbicos por hora; mientras que el Callao cuenta con 7 plantas con una capacidad de producción de 164 metros cúbicos por hora. Entre ambas jurisdicciones se producen 24.17 TPD. 

El esfuerzo que desarrolla el Minsa está orientado a cerrar la brecha de oxígeno en el nivel hospitalario y ampliar el acceso a la oxigenación temprana en el primer nivel de atención, para así atender la necesidad de la población afectada por la COVID-19.

Te puede interesar